Ciclo Hídrico

Diputación de Alicante

Aguas superficiales

Aguas superficiales

La accidentada orografía provincial determina una acusada fragmentación de las cuencas alicantinas: se contabilizan más de 100, de tamaño mediano o pequeño, de las que se diferencia la Vega Baja del río Segura, que discurre sus últimos 36 km por el territorio provincial (el 6.5% de la extensión total de su cuenca), a lo largo de una zona tradicional de regadío, configurando un ecosistema y un espacio singular en la provincia.

aguas-superficiales-01

La precipitación en la provincia origina una escorrentía total de unos 450 hm3/año, de los que 300 hm3/año corresponden a la aportación subterránea y el resto a escorrentía superficial.

Ríos de Alicante: a excepción del Segura y el Vinalopó (que tiene parte de su cuenca alta en la Comunidad de Castilla – La Mancha), los restantes ríos alicantinos pertenecen en su totalidad a la Comunidad Valenciana, y salvo el Serpis y el Bullens, todos los demás (Guadalest-Algar, Amadorio, Girona, Gorgos, Montnegre, Torres y Racons) sitúan sus cuencas en territorio alicantino únicamente. Estos ríos presentan acusadas pendientes, régimen irregular y fuertemente modificado por la actividad humana. Todos ellos responden a unas características pluviométricas mediterráneas, ya que incluso en las cuencas muy montañosas, la presencia de la nieve es anecdótica. Estos ríos autóctonos pueden clasificarse en dos grupos:

– Los de régimen pluvial mediterráneo (Serpis y Algar-Guadalest) que presentan una alimentación más constante a lo largo del año

– Los ríos-rambla de carácter mediterráneo semiárido (Amadorio, Monnegre, Vinalopó, Girona, Gorgos y Torres), que presentan cauces estacionalmente secos debido a las escasas aportaciones subterráneas que reciben (a los que se suma en algunos casos la regulación a la que están sometidos y las pérdidas por infiltración a acuíferos con alto grado de explotación).

Cuencas endorreicas: las principales cuencas endorreicas de la provincia son la Laguna de Salinas, el Hondón de las Nieves y de los Frailes y el Hondo de Elche. Las dos primeras están enmarcadas por fuertes relieves, mientras que la zona del Hondo de Elche se sitúa en la plana litoral y presenta muy poca pendiente.

Embalses: en la provincia de Alicante hay cuatro embalses principales de regulación:

– Beniarrés (en la cuenca del Serpis y con una capacidad útil de 27 hm3, sus aguas se utilizan para regadío en la provincia de Valencia)

– Amadorio y Guadalest (con 16 y 13 hm3 de capacidad respectivamente, ambos se encuentran integrados en el esquema de uso conjunto de la Marina Baja)

– Tibi (éste último de menor capacidad).

aguas-superficiales-02

Los embalses de La Pedrera y Crevillente tienen como finalidad fundamental el almacenamiento de caudales procedentes del trasvase Tajo-Segura. Los embalses de Relleu y Elche se encuentran actualmente en desuso debido a la disminución de las aportaciones en sus cuencas, causada principalmente por el aumento de la explotación de los acuíferos que las alimentaban y a su aterramiento. Finalmente, el embalse de Isbert, situado en el río Girona, tiene un vaso tan permeable que el volumen almacenado se infiltra rápidamente, si bien es aprovechado mediante baterías de pozos que captan el acuífero de Mediodía.